Este StartupWeekend Lima 2014, realizado en el campus de ESAN, fue una gran experiencia que contar. Ponernos a prueba durante 54 horas, en un fin de semana, viviendo la creación de sus Startup, fue una montaña rusa de emociones, nuevos contactos, muchas anécdotas y harta comida.

Hoy les comentaré algo que me llamo mucho la atención: las posiciones opuestas de los mentores que asesoraban a los proyectos. Ya sea en la formación, en la calidad del proyecto o en el ejercicio del trabajo en equipo, era raro encontrar posiciones intermedias, cada mentor te aconsejaba conforme a su criterio. Era cuestión de cada uno de los participantes decidir que recomendación seguir y cuáles no.

Aquí los detalles ;)

Ganancias y disrupción

“No pretendo que sean un Zambo Cavero, cuya música se escuchaba en cada esquina, pero que murió pobre” afirmaba Rolando Liendo, en apoyo al Business Model Canvas. “¿Interesante lo que me cuentas, pero… cómo se ganará dinero, donde está el negocio?” nos preguntaban a cada rato. Otras veces nos decían “¿Crees que con esto, los usuarios pagarán por más características?, ¿no sería más rentable si…?”

En la segunda postura, lo que enfatizaban era la disrupción y creatividad sobre el modelo de negocios. ¿Acaso cuando nacieron las startups más grandes, como Whatsapp o Twitter, tenían modelo de negocios? ¿Acaso un business model canvas asegurará el éxito de tu startup? En ese sentido, nos decían, “Exploren más allá de esto que el trabajan aquí, creen una nueva experiencia, algo distinto a lo que se ha visto, algo que les guste, tengan pasión, les permita resistir las críticas y las adversidades, los negocios son secundarios”, nos decían.

La ponencia de unos de los mentores de StartupWeekend. Foto: Oscar Román

La ponencia de unos de los mentores de StartupWeekend.

“Pueden mejorarlo con” y “es una mierda”

Otras de las posturas opuestas de los mentores fueron sobre cómo tratar las ideas de startups. Preguntar al equipo para conocerlo y sugerir cómo mejorarlo; o poner a prueba el equipo e “intentar destruir la idea”.

En la primera de ellas, todo era positivo. Te comentaban, “qué interesante, a ver… es conveniente que practiquen estas preguntas que les pueden hacer”, “vean qué mas pueden agregar a su propuesta de valor, ¿por qué no les agregan sentido del humor a los mensajes”, “métanle gamification a la app, van a ver cómo se volverá adictiva”, “¿cómo irá la atención de los reclamos?”. Es la postura más amable y sencilla.

La segunda, sin embargo, fue la más divertida, con comentarios como “Tu idea ya existe”, “eso que me cuentas se llama Dippo, Foursquare, Alibaba, Joinuss…”, “Esto lo hicieron hace 2 años, ganó muchos concursos pero fracasó”, “mira, mejor haz un análisis por qué a Google no le resultó bien”, “todo lo que tú hagas, Google puede hacerlo más rápido y gratis”, “¿acaso tú te dedicas a este negocio, tú vas de excursiones, conoces a ONG’s…?”, “sabes, no me sigas contando, esto es una mierda”. Se trata de revolcarnos y reducirnos a lo más hondo del ánimo, para luego ver qué hacemos con nuestro proyecto y equipo.

El ensayo del pitch con los mentores. Foto: Oscar Román

El ensayo del pitch con los mentores.

Ambas posturas valen mucho. Ya sea en  ideas en cómo mejorar o en poner a prueba la idea, aprovéchalas, que no todos los días encontrarás gente con experiencia brindándote opiniones.

Abandonar o persistir, mejorar la idea inicial o cambiarla totalmente

En este trance de iniciar una startup en 54 horas, pasaron sucesos interesantes. Algunos se fueron, desertaron, abandonaron sus equipos, rendidos, pensando en que no valió la pena seguir. Entre los comentarios que nos hicimos, los más usuales fuero “ah, seguro quería seguir su idea, como no lo escogieron, se marchó”, “no le interesó”, “le dio flojera”.

Otros, en cambio, dieron vueltas, cayeron, se levantaron y persistieron.

“Pueden elegir entre lo más fácil, que es cambiar de idea o de equipo; o lo más difícil, que es mantener su idea, mejorarla y resistir las críticas con creatividad y mucho trabajo duro”, nos decía uno de los mentores. “Siempre habrán mejores ideas, pero si no supiste defender tu idea, CREER en ella, aún cuando alguien se burla de ti, estarás dando vueltas y vueltas, cambiando una idea por otra aparentemente mejor, y pasarán las horas y horas, luego te lo destruirán, cambiaras de idea por otra mejor y etc, etc”, nos dijo otro de los mentores. “¿Y que tal?, ¿ya los destruyeron?, ¿qué harán?”, nos preguntaba un tercero.

Reflexiones finales

Al final, terminamos el StartupWeekend con nuestras ideas desarrolladas. En mi grupo, hicimos una modificación enorme de la idea original, “un pivote”, como se le llama en el mundo de las startups. En fin, fue una montaña rusa de emociones: volamos, caímos, nos arrastramos, volvimos a levantarnos, nos volvimos a caer y seguimos adelante.

"Chicos, llegó el jurado, vamos al auditorio". Foto: Oscar Román.

“Chicos, llegó el jurado, vamos al auditorio”.

Ganar un primer puesto, segundo puesto, o una mención honrosa, es un pequeño gesto, una satisfacción para los equipos. Pero ello no significa que los demás no hayan ganado: la experiencia de un fin de semana startupera, la adrenalina, los contactos, las nuevas ideas, etc.

Destaco los equipos que formamos, en donde muchos de nosotros teníamos especialidades distintas. Ingeniería de sistemas, márketing, gestión de proyectos, administración, gestión comercial, comunicaciones, diseño gráfico, experiencia de usuario, maquetación web, responsabilidad social, contadores, profesionales de la salud… un interesante mix.

Ahora depende de cada equipo, o participante sacar el provecho a esto. Ya sea proyecto de startup, modelo de negocios, nuevos conocimientos para nuevos proyectos, o contactos para negocios, el reto está servido.

Los proyectos participantes.

Entre los ganadores, están

Primer lugar: Helper

Una aplicación móvil que recolecta y administra las donaciones hacia los proyectos sociales de las Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

Segundo lugar: Party Hub

Un marketplace que facilita la organización de fiestas en casa. Agrupa proveedores de bocaditos, DJps, iluminación, fotografía y videos, bailarines, etc, de manera sencilla y segura.

Tercer lugar: Globo Rojo

Una base de datos de potenciales donantes de sangre para incrementar el índice de donantes voluntarios y fortalecer la solidaridad en el mundo.

Cuarto lugar: Eco SOS

Un sistema que funciona como comunicador para las personas hospitalizadas con dificultades motrices y las enfermeras de un establecimiento de salud.

Otros proyectos más en este Team Survey.

Fotos y artículo: Oscar Román (Organizador de Perú Tech Meetup)

ACTUALIZACIÓN 18 nov: Por ser seguidor de Peru Tech Meetup, te ofrecemos un descuento especial para el Startup Weekend Lima del 21, 22 y 23 de noviembre del 2014. Al momento de inscribirte, utiliza el código “perutechmeetup1114″ y pagaras s/. 249.00 (el precio normal es de S/. 290.00). ¡O sea S/. 40.00 menos!. Todos los detalles, aquí.

Inscribirme al Startup Weekend